El urbanismo sostenible e innovador tiene premio

El urbanismo sostenible e innovador tiene premio

La Cátedra Metropol-Parasol, patrocinada por Sacyr, recibe el VI premio al Mecenazgo Empresarial, que concede el Consejo Social de la US, por promover la gestión sostenible y la dinamización comercial innovadora en la ciudad de Sevilla

Publicado por el
282

Compartir
Los premiados junto al rector de la US y la presidenta del Consejo Social. | Fotografía de Cipriano Valenzuela.

El complicado juego de equilibrios entre modernidad o tradición y entre sostenibilidad o accesibilidad son algunos de los principales retos a los que se enfrenta el desarrollo de las ciudades en el siglo XXI. Abrir nuevos espacios comerciales y de ocio que hagan un entorno atractivo y moderno para habitantes y visitantes, fomentar la movilidad sostenible sin entorpecer el asentamiento de viviendas y locales comerciales, cuidar y abrir nuevos entornos verdes o respetar la integridad patrimonial de los conjuntos arquitectónicos son algunos de los mayores desafíos para las comisiones de urbanismo a la hora de adaptar las ciudades al sino de los tiempos que corren.

En pocas ciudades se dan la mano tradición y vanguardia tanto como en Sevilla. Uno de los grandes emblemas de esta modernización de la ciudad es, sin duda, las Setas de la Encarnación: el gigante de madera y hormigón cuyas innovadoras formas –inspiradas en las bóvedas de la Catedral de Sevilla– rompen con la monumentalidad clásica y barroca del centro histórico; una ambiciosa edificación –con un mercado, locales de restauración y un museo arqueológico– que se ha integrado exitosamente en el entramado de la ciudad.

Metropol-Parasol es, además del nombre oficial de esta estructura conocida popularmente como «Las Setas», el título de la cátedra de empresa de la Universidad de Sevilla de gestión sostenible y dinamización comercial innovadora de espacios singulares en entornos urbanos que se ha alzado con el VI Premio al Mecenazgo Empresarial, concedido por el Consejo Social de la Universidad de Sevilla. Esta distinción se otorga en reconocimiento del nivel de colaboración económica de esta cátedra, que cuenta con el patrocinio de la empresa constructora Sacyr, la antigüedad en su relación con la US y el grado de inserción profesional tras las prácticas en empresas. Desde su inicio en 2012, la Cátedra Metropol-Parasol ha formado a más de 2.000 estudiantes en 150 conferencias y ha organizado un concurso de ideas con un centenar de equipos participantes.

En diez años, la Cátedra Metropol-Parasol ha formado a más de 2.000 estudiantes a través de 150 conferencias

El director de la cátedra, Manuel Rey, explicó al recoger este galardón cómo nació la idea: con la vocación de ayudar al alumnado a «enfrentar el mercado laboral con más optimismo» frente a un sistema que no es «justo con los estudiantes», al no ofrecerles «recompensas tras cumplir con el recorrido académico marcado». Por ello y por su inquietud de no limitarse a «dar clases y publicar papers» promovió esta cátedra, para lo que se valió de su experiencia en el área de urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla.

El director de operaciones de Sacyr, Antonio Belmonte, quiso destacar el reto que supuso la construcción del Metropol-Parasol por su enorme complejidad técnica y agradeció la cooperación con la US a través de esta cátedra que surge «para explorar y analizar fórmulas de gestión relacionadas con actividades turísticas, comerciales y de ocio que pongan en valor espacios desaprovechados en las ciudades», fomentando el empleo y la «sostenibilidad social y financiera» en esos enclaves urbanos. 

La conferencia de mecenas trató el tema de la construcción de una ciudad sostenible. | Fotografía de Cipriano Valenzuela.

Este año, de forma excepcional, se han unido en uno los dos actos en los que el Consejo Social promueve el mecenazgo de la sociedad civil y las empresas en el marco de la Universidad de Sevilla. Así, la conferencia de mecenas contó con la intervención de dos ponentes de alto nivel en torno a este tema: «La construcción de una ciudad sostenible». El primero en subir al estrado fue el profesor Enrique Figueroa Clemente, catedrático de Ecología y director de Sostenibilidad de la Universidad de Sevilla que, entre otros muchos reconocimientos, ha recibido el Premio Andalucía de Medio Ambiente por su contribución a los valores medioambientales.

Durante su ponencia, el profesor Figueroa expuso cuáles han sido los distintos planes estratégicos que se han impulsado para mejorar la infraestructura verde de Sevilla y cuál ha sido la labor de la Hispalense en este proceso. Defendió que Sevilla es una ciudad con mucho verde y presumió de que los espacios verdes de la esta universidad están a disposición de toda la ciudadanía, por lo que se complementa el verde urbano en un modelo de ciudad sostenible magnífico. La labor de la US está siendo tan fundamental en esta mejora que recientemente ha sido galardonada por la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos con el premio al Mejor proyecto de jardinería pública urbana de España. Para acabar su intervención, el profesor reivindicó la necesidad de consolidar espacios verdes para la socialización de los ciudadanos, es decir, establecer estos lugares como puntos de unión de la ciudadanía. Además, pese a aceptar la función de las nuevas tecnologías, insistió en que la sostenibilidad debía primar por encima de todo en el desarrollo de la ciudad.

El catedrático de Ecología Enrique Figueroa, que también es director de sostenibilidad de la US, reivindicó la necesidad de consolidar espacios verdes para la socialización de los ciudadanos

Después del caluroso aplauso que recibió Enrique Figueroa, se subió al estrado Sergio Rodríguez, fundador de Nomad Garden, una plataforma que usa las nuevas tecnologías para investigar y divulgar los jardines. Este proyecto está formado por un equipo multidisciplinar dedicado a la investigación, desarrollo y puesta en valor de jardines y comunidades jardineras. Rodríguez es arquitecto por la Universidad de Sevilla y está especializado en urbanismo y paisaje por la Universidad de Milán y la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona. Tiene un Máster en Ciudad y Arquitectura Sostenibles por la US y ha sido profesor de paisaje en el Politécnico de Milán y de proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Hispalense. A nivel cultural, ha sido comisario de festivales, como Luces de barrio o Jardín cosmopolita, y colabora con el Ministerio de Cultura dentro del comité académico del V encuentro de Cultura y Ciudadanía.

Durante su intervención el arquitecto defendió que Sevilla ya es una ciudad en la que los ciudadanos se están relacionando de forma distinta con la naturaleza; es más, comentó que hay algunas personas que se asocian de forma no institucional para cuidar la naturaleza en la ciudad. Todos los años, Nomad Garden trabaja con asociaciones para la elaboración de proyectos digitales que fomenten la modernización de los espacios verdes con el objetivo de acercarlos a la ciudadanía.

Con la entrega de este galardón y las distintas ponencias realizadas se demuestra el compromiso que tiene el Consejo Social de la Universidad de Sevilla con la sostenibilidad de la ciudad hispalense y el desarrollo industrial de la misma. Finalmente, el Rector de la US destacó la labor del Consejo Social, pues así había conseguido alcanzar sus principales objetivos: reconocer y reunir.

Foto de familia del VI Premio al Mecenazgo Empresarial. | Fotografía de Cipriano Valenzuela.

No hay comentarios

Dejar una respuesta