Rompiendo las reglas del juego

Rompiendo las reglas del juego

El Consejo Social de la Universidad de Sevilla organiza una mesa redonda para fomentar el estudio de titulaciones de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas entre las alumnas de secundaria y bachillerato

Publicado por el
442

Compartir
Concha Yoldi, presidenta del Consejo Social, junto a las profesoras de la US Susana Gaytán y Eleonora Viezzer. | Fotografía de NexUS.

El pasado 20 de mayo, en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla (US), se celebró la mesa redonda Mujeres y Ciencia: STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics), organizada y promovida por el Consejo Social de la Hispalense en el marco de su plan de actuaciones. Al evento, que se retransmitió a través de la televisión online de la Universidad de Sevilla (TvUS), asistieron de forma telemática estudiantes de secundaria y bachillerato de una veintena de centros educativos de toda la provincia de Sevilla.

A pesar de que las ponencias se hayan llevado a cabo en un ambiente atípico al que ya, por desgracia, nos estamos acostumbrando, no ha quitado ni un ápice de importancia al objetivo de la charla: promover y visibilizar el papel de la mujer en el panorama científico y eliminar –entre las alumnas de secundaria y bachillerato– miedos, impedimentos y barreras que puedan surgir a la hora de tomar la decisión de estudiar carreras científicas y tecnológicas. Las profesoras e investigadoras de la US que intervinieron en la mesa redonda fueron Susana Gaytán (fisiología), María Cumplido (matemáticas), Eleonora Viezzer (física nuclear), Celia Maya (química) y Beatriz Bernárdez (informática), a las que presentó Concha Yoldi, presidenta del Consejo Social y moderadora del evento.

Concha Yoldi puso de manifiesto que, en el último año y debido a la pandemia, la sociedad se ha percatado de la importancia de la ciencia. «El entretenimiento del que hemos podido disfrutar durante el confinamiento, la preparación de la vacuna y la fabricación de respiradores… son ejemplos de que casi todo lo que tenemos se lo debemos a la ciencia y a la investigación científica», expuso la presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla. Paradójicamente, Yoldi remarcó la bajada del número de matriculados en este tipo de disciplinas y aportó un dato: en el pasado curso –expuso– el porcentaje de alumnos (en masculino) matriculados en carreras científicas y tecnológicas fue del 38%, mientras que el de alumnas (en femenino) matriculadas fue considerablemente inferior, solo el 19%. Esta cifra ha ido bajando con el paso de los años. A juicio de la presidenta del Consejo Social, una de las causas de este problema reside en el escaso conocimiento y trascendencia que se les ha dado a las mujeres que han sido referentes en la ciencia. Por eso, de acuerdo con sus propias palabras, «dar a conocer el trabajo de estas profesionales es crucial para seguir avanzando».

«Dar a conocer el trabajo de estas mujeres científicas es crucial para seguir avanzando»

Concha Yoldi, presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla

«El talento no tiene sexo. Mujeres y hombres tienen la misma capacidad mental». De esta forma comenzaba su intervención Susana Gaytán, profesora del departamento de Fisiología de la US y experta en neurobiología. Su discurso, ameno e ilustrativo, estuvo salpimentado de célebres citas que animaban a las chicas a formarse en el campo de las ciencias y que rompían lanzas en favor de la igualdad: «Os voy a hacer spoiler. Las mujeres no vienen de Venus ni los hombres vienen de Marte. Todos somos terrestres e iguales». La profesora añadió que el estudio del cerebro no es fácil, pero resulta apasionante. Y se despedía citando al mismísimo Albert Einstein: «La mente es como un paracaídas, si no se abre no sirve de nada».

De izquierda a derecha: María Cumplido, Susana Gaytán, Concha Yoldi, Eleonora Viezzer, Celia Maya y Beatriz Bernárdez. | Fotografía de NexUS.

Elena Viezzer, profesora del departamento de Física atómica, molecular y nuclear de la Universidad de Sevilla, destaca por ser la primera investigadora de la Facultad de Física que ha conseguido una de las prestigiosas becas Starting Grants, que concede el Consejo Europeo de Investigación. En su intervención, hizo un repaso de su vida, desde su infancia en Austria hasta su actual desempeño como profesora de la Universidad de Sevilla, pasando por sus estudios en Múnich. Como las demás exponentes, animó a estudiar a los jóvenes que seguían la charla en línea, desde sus centros educativos. Además, Viezzer explicó que su campo de investigación es la fusión nuclear, cuyo objetivo consiste en encontrar una solución al problema energético nuclear.

Solucionados algunos problemas técnicos, tomó la palabra María Cumplido, distinguida matemática perteneciente al departamento de Álgebra de la Universidad de Sevilla. La joven investigadora hizo hincapié en los estereotipos de género a la hora de arrojar luz a la pregunta transversal de la mesa redonda: ¿Por qué las mujeres no están más representadas en la ciencia y en otros ámbitos de la sociedad? Tal y como expresó, los niños son instruidos desde pequeños en comportamientos que alimentan los hábitos y los estereotipos anteriormente mencionados. Fue gracias a «esos profesores tan pesados que organizaban actividades» como descubrió su amor por este campo de la ciencia. María Cumplido se atrevió, incluso, a hacer una comparación entre las matemáticas y los videojuegos para dar a entender que el gusto por este campo de la ciencia es equiparable a cuando alguien supera una ronda en un juego y, por ello, apostó de forma decidida por romper las normas del juego.

«El talento no tiene sexo. Mujeres y hombres tienen la misma capacidad mental»

Susana Gaytán, profesora del departamento de Fisiología de la Universidad de Sevilla

A continuación, Celia Maya, profesora del departamento de Química inorgánica de la Universidad de Sevilla, explicó la historia de su llegada a la ciencia y, concretamente, a su campo de conocimiento. Maya expuso la trascendencia de la química en nuestra vida diaria y ejemplificó que los adelantos y la rapidez en la consecución de la vacuna para la Covid-19 han sido posibles gracias a las investigaciones de muchos compañeros. Su intervención fue diferente, no estuvo en la línea de sus predecesoras, ya que optó por contar su rutina de trabajo para despertar la curiosidad entre las estudiantes que, atentamente, la escuchaban.

Finalmente, Beatriz Bernárdez, profesora del departamento de Lenguajes y sistemas informáticos de la Universidad de Sevilla, puso el colofón a tan instructivo acto. Sus palabras fueron dardos bien lanzados que tenían la intención de romper las estructuras mentales de los estudiantes que ya tenían todo prediseñado. Y se puso como ejemplo, pues ella estuvo dudando si estudiar Matemáticas o Química, para acabar decantándose por la Ingeniería informática. Asimismo, destacó la temprana edad a la que los niños han de decidir lo que hacer con su futuro profesional cuando, en muchos casos, es una incógnita indescifrable. Finalmente, tomaron el protagonismo los alumnos y alumnas de los de los diferentes centros educativos presentes en el acto. Las inquietudes y las cuestiones formuladas por los estudiantes vislumbraron el interés emergente que las nuevas generaciones tienen en la ciencia. Acabado el turno de preguntas, la presidenta del Consejo Social, Concha Yoldi, tomó la palabra para cerrar la mesa redonda.

No hay comentarios

Dejar una respuesta