Medio siglo de una ilusión compartida

Medio siglo de una ilusión compartida

La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla celebró el 22 de octubre el 50º cumpleaños desde su fundación

Publicado por el
92

Compartir
Intervención de Rogelio Velasco, consejero de Economía de la Junta de Andalucía, durante la conmemoración del 50 aniversario de la Facultad de Económicas y Empresariales de la US.

El viernes 22 de octubre tuvo lugar el acto de conmemoración del 50º aniversario de la fundación de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla. La ceremonia se celebró en el salón de actos que, como apuntó Antonio Navarro García, decano del centro, llevará el nombre de Manuel Clavero Arévalo, una figura de gran relevancia en la creación de esta institución.

En un ambiente distendido y con todos los detalles cuidados hasta el extremo, la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales se puso guapa para celebrar la juventud de su medio siglo. Manuel Alcaide Castro, egresado de la primera promoción y catedrático de Organización de Empresas de dicha Facultad, fue el elegido para dar comienzo a un acto en el que no faltaron anécdotas y alusiones a los orígenes de la institución. Alcaide planteó su discurso desde una doble óptica, como profesor del centro y estudiante de la primera generación de licenciados. Reflexionó acerca de lo afortunados que fueron al contar con un grupo de docentes que apostaron por un nuevo campo de conocimiento, anteriormente inexplorado en la Universidad de Sevilla. Recordó con nostalgia como en la primera década de los años 70, la vida universitaria «transcurría en un clima de efervescencia política y cultural, que cristalizaba en un intenso deseo de aprender». Antes de ceder su palabra al decano de la facultad, el catedrático alentó a los altos cargos universitarios a crear mecanismos que atraigan a los futuros estudiantes, debido al incremento de la competitividad y la oferta privada de formación profesional. Esta nueva situación puede derivar en una disminución del número de alumnos matriculados en la Hispalense.

«En los años 70, la vida universitaria transcurría en un clima de efervescencia política y cultural, que cristalizaba en un intenso deseo de aprender»

Manuel Alcaide Castro, catedrático de Organización de empresas de la US y egresado de la primera promoción de la facultad

Antonio Navarro García, decano de esta institución, repasó los hitos del centro a lo largo de sus 50 años de existencia. Destacó que se trató de la primera Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales en España, dado que anteriormente recibían el nombre de Económicas y Comerciales. No obstante, quiso remarcar la importancia que tuvo el Instituto Universitario de Ciencias de la Empresa como germen de la fundación de la nueva Facultad. Tampoco quiso olvidar el impulso decisivo de catedráticos de la Facultad de Derecho, entre los que destacó el trabajo de Manuel Olivencia Ruiz. En su intervención, también resaltó algunos de los logros alcanzados en los distintos grados ofertados, como, por ejemplo, el número de alumnos matriculados y la alta presencia de mujeres en las últimas promociones. En esta misma línea, el catedrático Manuel Alcaide señaló que la inscripción femenina a esta rama académica ha pasado de un 6,5% a una cifra que supera el 50%.

«Mañana 23 de octubre de 1971, Sevilla y su provincia se sacudían un topicazo, pues nacía la primera Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de España», así comenzaba su intervención Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla. El dirigente sevillano reivindicó el papel de diversos profesionales del sector en el progreso de la provincia y de la comunidad andaluza. Puso en valor la figura de Concha Yoldi, presidenta de la Fundación Persán y del Consejo Social de la Universidad de Sevilla. Quiso acabar mostrando su agradecimiento y cariño a todos los que labraron el camino que ha hecho posible que la ciudad de Sevilla cuente con una facultad dedicada al emprendimiento.

La presidenta del Consejo Social, Concha Yoldi, junto a las autoridades políticas y académicas que participaron en el acto.

Cuando Rogelio Velasco Pérez, consejero de Transformación económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, comenzó su andadura profesional, los economistas solían enfocar su carrera en el sector privado, dejando a un lado la posibilidad de la docencia. Esto, como explicó Velasco, se debía a la falta de centros punteros que se dedicaran a la investigación en esta rama del conocimiento. «En aquellos años las estadísticas eran muy pobres. Afortunadamente, esto ha cambiado, pues hoy la tecnología ha permitido que los economistas puedan tomar decisiones sólidas», resaltó. A través de la narración de su propia experiencia, ilustró la importancia del progreso en el campo de las Ciencias Económicas y Empresariales, «veías como el mundo cambiaba delante de tus ojos con esos proyectos», apuntó refiriéndose a las empresas punteras de la industria, tanto en Silicon Valley como en Europa.

Juan Espadas, alcalde de la ciudad de Sevilla, junto a Miguel Ángel Castro, rector de la Universidad Hispalense, clausuraron el acto con sus intervenciones. El primer edil se mostró orgulloso de la trayectoria de la facultad, así como de quienes lo han hecho posible. «Andalucía necesita mucho de lo que en esta facultad se produce», afirmó en relación a la función formativa del centro. En homenaje a su excelsa labor favoreciendo el desarrollo de esta institución, las familias de Don Manuel Clavero y Don Manuel Olivencia fueron obsequiadas con una distinción a título póstumo. El rector también quiso subrayar los resultados beneficiosos que ha tenido la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales no solo para la universidad, sino también para la sociedad durante este medio siglo.

Tras las dificultades superadas en los últimos años, los dirigentes del centro esperan con entusiasmo un futuro, ahora incierto, al igual que quienes comenzaron esta andadura en octubre de 1971.

No hay comentarios

Dejar una respuesta